Descripción del proyecto

“ Los libros son el soporte material de una cultura que ellos mismos (sus autores, las colectividades a las que pertenecían) han creado, y leerlos una herramienta fundamental para entender nuestra cultura y las ajenas, para identificarnos a través de toda esa maraña de mundo diversos, contradictorios, apasionantes que la humanidad ha ido acumulando para su uso y disfrute… En este singular proceso de apropiación e intercambio reside buena parte del placer de leer, de la capacidad de los libros para proporcionarnos una vida de calidad…”  (Juan Mata)

Fundamentos

La biblioteca del Gracia surgió hace muchos años ya, con el objetivo de mejorar las competencias lingüísticas de nuestros niños y niñas, así como para potenciar la competencia informacional de los mismos.

Además en nuestro centro abordamos el currículum desde el principio de que cada cual construye su propio conocimiento, a su ritmo, según sus aptitudes y sus intereses. No tenemos libros de texto ni en educación infantil ni en el primer ciclo de primaria ni tercero; los distintos contenidos de cada ciclo y nivel se recogen en los distintos proyectos de trabajo que se organizan a lo largo del curso. Así mismo se elaboran materiales curriculares de uso individual y colectivo. Creemos en la conveniencia de particularizar el currículum, nuestro centro (como sucede en todos los casos) tiene unas características propias, por lo que huimos explícitamente de textos elaborados sin tener en cuenta dichas particularidades.

Atendemos la lectura y escritura abordando los textos de uso social: prensa, recetas, textos expositivos, poesía, refranes y adivinanzas, cartas…Abordamos el acceso a la información que se necesita en cada caso en todos los ámbitos que podamos encontrar: bibliografía, enciclopedias, Internet, personas expertas, organismos diversos (centro de salud, biblioteca, museos,…) Por todo esto consideramos que un Plan de Lectura y Biblioteca cobra sentido en nuestro centro.

Siempre sin perder de vista nuestro objetivo principal:

“Educar en el afecto y la autoestima, así como en el desarrollo de todas las capacidades de las alumnas y alumnos: afectivas, sociales y cognitivas; Educar en la igualdad de oportunidades y educar en la paz y la tolerancia, lo que supone una educación intercultural y respetuosa de la diversidad.”

 

Biblioteca como banco de recursos

Desde aquí y después de valorar de forma positiva, nuestra experiencia de acercamiento a la lectura y la escritura en el centro, nos planteamos la necesidad de ir más allá, y mejorar nuestra oferta bibliográfica, disfrutar de los beneficios de una Biblioteca escolar adecuada y potenciar esa competencia informacional que antes citábamos.

Deseamos que nuestra biblioteca sea un recurso potente e imprescindible en todo nuestro quehacer didáctico y que sirva de cohesión a todos los proyectos desarrollados en el centro.

En relación al fomento de la lectura y escritura acciones tales como : elaboración de textos informativos, científicos, literarios… en los distintos proyectos que se trabajan en las aulas, creaciones colectivas de teatro, audiciones de textos leídos de profesorado y familias, apadrinamiento lector, tertulias literarias con alumnado, viernes con clase dirigido a las familias, participación en las muestras de teatro escolar y destacar la importancia que le damos a la documentación del trabajo, mucha de la cual se hace visible en los espacios comunes.

Destacar la actividad de centro Puertas Regaladas, en la que trabajamos en torno a un tema común, Poetas andaluces, Mujeres malagueñas, Cuentos clásicos, Museos,… donde usamos la biblioteca como centro de recurso para la enseñanza y el aprendizaje. Además la participación de personas que visitan las aulas para leer cuentos, conversar sobre determinados temas, pasar encuestas de opinión… Trabajamos cuentos personalizados, poesías regaladas, recomendaciones de lecturas e incluso hemos participado en los concursos literarios organizados por el periódico de la Opinión de Málaga, quien a veces nos ha premiado con un lote de libros para nuestra Biblioteca.

Partiendo de nuestro Proyecto del colegio, “La ilusión de vivir y crecer en compañía”, pretendemos implicar lo máximo posible a todos los componentes de la comunidad educativa. Participando en todo el proceso tanto alumnos y alumnas, familia y profesorado. Nuestra dinámica asamblearia facilita esta labor.

Es por ello, que llevamos varios cursos contando con la colaboración de voluntarios. Gracias a su labor, pudimos poner en marcha la biblioteca, una biblioteca que cambió de ubicación, además de contar con un gran número de ejemplares que catalogar con el programa “Abies”, colocar tejuelos y distribuir en las estanterías. Su trabajo fue fundamental para la biblioteca del centro, de hecho, cuando se empezó con el trabajo de catalogación y demás, acudían al centro tres días a la semana debido al volumen de trabajo. Incluso dedicaban parte de la mañana al préstamo de libros al alumnado del centro, el cual tenían asignado un horario.

Nuestra biblioteca ha ido cambiando y creciendo año tras año. Comenzamos haciendo un gran expurgo para después ampliar con álbumes ilustrados, nuevas colecciones, recomendaciones de libros. Se llevaron a cabo nuevas propuestas, como establecer un horario de biblioteca para las aulas dentro del horario escolar, dedicado a los préstamos y en principio para que el alumnado pudiera ir a leer. También consideramos necesario ampliar los espacios y momentos para la lectura, surgiendo así nuestra Bibliomóvil para los momentos de recreo.

 

Una biblioteca cercana y cálida

En ese afán de seguir innovando, explorando, mejorando,…este curso hemos experimentado nuevos cambios que han entusiasmado, y mucho, al alumnado y también al profesorado y familias.
Todo empieza con la colaboración de la madre de un alumno de 5º, Odille, que decide participar en este proyecto. A partir de aquí, la biblioteca comienza a funcionar y comienzan a aparecer ideas, propuestas, ampliación de ejemplares, que van hacer aflorar el entusiasmo de todos. La participación de Odille es fundamental, puesto que se encarga de iniciar el curso con un cuentacuentos a todas las clases como apertura de nuestra biblioteca. Acto seguido comenzará con los préstamos en el horario establecido a cada aula, incluyendo lectura de libros a las aulas que así se lo solicitan.

 

Como todo es empezar y los límites solo los pone uno mismo, Odille comienza, junto con los voluntarios y otras familias, a pensar en embellecer y hacer de la biblioteca un lugar agradable, acogedor, en el que sientas esa curiosidad por acercarte a leer un libro. Así que proponen un cambio en el mobiliario, nuevas estanterías más accesibles; cambio en la distribución del mobiliario para ampliar el espacio y crear ambiente; completar colecciones que el alumnado exige; así como confeccionar unas cortinas para embellecer los armarios.

Todo este esfuerzo da como resultado una biblioteca viva, en constante cambio, que ha provocado en el alumnado el interés por leer, por recomendar, por llevarse libros a casa y compartir esa experiencia, así como que, tanto las familias como profesorado, observemos, escuchemos sus propuestas, inquietudes, necesidades, que hagan mantener siempre vivo el placer por la lectura, esa lectura que tantas veces nos hace soñar, imaginar, explorar,…en definitiva esa lectura que nos ayuda a descubrir el mundo y a conocernos a nosotros mismos.

“Los libros son los amigos más silenciosos y constantes; son los consejeros más accesibles y los maestros más pacientes” (Charles William Eliot)

 

Leyendo